Nuestros viñedos  >  Clima y suelo

               

Clima

 

    La D.O. Toro se caracteriza por un clima extremado y continental, con influencias atlánticas. Desarrolla veranos moderadamente cálidos y extremadamente secos, con noches frescas que generan una gran amplitud térmica diaria. 

La temperatura media anual es entre los 21ª a 23ºC, pudiendo alcanzar los 36 a 38ªC en los meses de Julio y Agosto. Las precipitaciones anuales oscilan entre los 350-400 mm.      

Los inviernos son largos y rigurosos (diciembre-marzo), con abundantes lluvias, temperaturas medias inferiores a 10ºC, inclusive temperaturas negativas. Las nieblas son frecuentes y persistentes en este período.

En San Román de Hornija  dos Valles formados por el río Hornija y el río Bajoz  confluyen en el Río Duero, desarrollando un microlima excepcional para producir uvas de alta calidad y concentración, obteniendo vinos únicos que responden a los más exigentes estándares internacionales.

Suelo


En general de textura arenosa, con elementos gruesos y grava en proporciones variables, aumentando en profundidad el contenido en elementos finos como las arcillas, permitiendo absorber y retener el agua de lluvia.

El pH, próximo a la neutralidad, no ocasiona inconvenientes en cuanto a disponibilidad de nutrientes y favorece la actividad de la flora microbiana.

La fertilidad es baja , condición ideal teniendo en cuenta que muchos de los mejores vinos en el Mundo son producidos en suelos pobres en elementos asimilables.

Las características de los suelos de Toro permiten desarrollar las condiciones ideales para un perfecto desarrollo de la madurez, logrando expresar el máximo potencial de su centenaria Tinta de Toro.